SONIA HERRERO: “QUIERO QUE TODAS LAS MUJERES SE PONGAN EN EL CENTRO DE SUS VIDAS”

Escrito por:

Cuenta Sonia Herrero (Vinaroz, 1974) en su página web que llegó un momento en su vida en el que el único camino que tenía sentido para ella era empezar a compartir con otras mujeres lo que ella había aprendido con mucho esfuerzo y dolor:  “no comparto teorías sofisticadas, ni métodos complejos, comparto únicamente mi propia experiencia, lo que me ha servido a mí, lo que soy. Y lo hago con la humilde intención de poder apoyar a otras mujeres que tal vez lo necesiten, para que ellas, al igual que yo, consigan sentirse más plenas y serenas, más en paz con su entorno y consigo mismas como mujeres”. ¿Mujeres que ayudan a mujeres? Somos muchas y nos hemos descubierto a través de procesos de deconstrucción más o menos dolorosos para nosotras, pero tremendamente satisfactorios. Y es que la esencia de la mujer es la de la colaboración y la cooperación, no la de la competición. Que las mujeres compitamos entre nosotras es una imposición patriarcal, un virus extendido a través de cines, películas, libros, educaciones y referentes.

Un ejemplo de cooperación es la cumbre La mujer y la vida, en cuya preparación está inmersa Sonia en estos días: “tenemos a 28 ponentes que he entrevistado para explorar con ellos preguntas como “¿qué es realmente importante en la vida? ¿qué significa cuidar la vida? ¿como puedo yo como mujer cuidar mejor mi vida? ¿por qué nos resulta tan difícil a las mujeres priorizarnos y cuidarnos a nosotras primero?”. Entre ellas, están Laura Baena, del Club de Malasmadres, las psicólogas Ana Asensio o Elisenda Pascual y el doctor Miquel Samarra,  entre sociólogas, periodistas, actores/actrices o antropólogas. No es la primera cumbre que diseña: la primera se celebró en 2020, la segunda en 2021 y esta en 2022 es la tercera: “sentí que era importante hablar de ciertos temas que nos afectan a las mujeres y quería tratarlos desde perspectivas diferentes para poder dar una visión más completa. El primer año se llamaba “Tu mujer salvaje” y hablaba de cómo el patriarcado nos sigue afectando a las mujeres. El año pasado fue sobre la relación que tenemos las mujeres con el dinero. Este año, desde muchas perspectivas, nos dedicamos a explorar qué es cuidar la vida y cuidarnos a nosotras”. Con la primera cumbre llegamos a 25.000 personas, 45.000 en la segunda y esperamos duplicar la cifra en esta tercera”, cuenta Sonia.

Sonia es coach especializada en empoderamiento femenino —creo en la posibilidad de crear un mundo que funcione para todos los seres que vivimos en él. Para mí, las mujeres occidentales tenemos un papel clave que jugar en esa creación y yo me veo como una guía en ese camino. Mi compromiso con el despertar de lo femenino y el impacto que produce en el desarrollo de la conciencia colectiva, junto con el hecho de ser mujer, me ha llevado a dedicarme únicamente al trabajo con mujeres— y también madre de Nadia (20 años) y Damian (18 años). ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

¿Cómo era tu trabajo antes de ser madre? ¿Y después? ¿Sufrió cambios significativos?

Sí y no. Sí que sufrió cambios porque yo empecé a sentirme mucho más estresada, a correr más, a tener menos tiempo y a dejar de disfrutar de mi vida en general. Activé mucho más el modo “hacer” y me convertí en una persona que estaba guiada por su lista-de-cosas-que-hacer. Por otro lado, no cambió mucho porque yo me empeñé en que así fuera. Seguí trabajando en el mismo lugar, con una reducción de jornada de un día pero con la misma carga de trabajo. Yo tenía 27 años cuando fui madre por primera vez, 29 con mi segundo hijo, y quería tenerlo todo, una vida laboral exitosa y satisfactoria y familia.

¿Cuál es la huella de tus hijos en tu trabajo?

No dejé mi carrera y yo siento que en mi vida he sido capaz de hacer todo lo que quería hacer profesionalmente, pero eso dejó una huella a nivel personal. Con 38 años me quemé y tuve que cerrar la empresa que había creado; estuve varios años descansando y bastante perdida a nivel profesional hasta que pude volver a trabajar, pero con mucho más equilibrio, trabajando menos horas, priorizándome mas a mí y a mis hijos. En esta etapa sí que decidí dejar de hacer varias cosas a nivel profesional como, por ejemplo, proyectos que implicaban viajar, para poder estar con mis hijos.

¿Qué es, para ti, lo mejor y lo peor de la maternidad?

Lo mejor es la experiencia de crear a un ser a partir de tu propio cuerpo. La sensación de que esa vida no existiría si no fuera a través de ti. Sentir el amor absolutamente incondicional que siento por mis hijos. Los momentos de disfrute con ellos, verlos crecer y todo lo que implica un tipo de relación que solo existe con ellos.

Lo peor es la sensación de estar sola, de que tengo que poder con todo lo que la maternidad implica yo sola. En mi caso, el padre siempre estuvo bastante ausente. Durante nuestro matrimonio no era tan visible porque yo suplía su falta de presencia pero al separarnos hace 10 años, eso se hizo mucho más visible y durante mucho tiempo me he sentido como una madre soltera a pesar de que mis hijos tienen un padre.

¿Cómo descubriste el coaching y en qué momento lo integraste en tu vida personal y profesional?

Cuando tuve mi burn out y no pude seguir con el ritmo de vida tan intenso que tenía. De eso hace 11 años y nunca he dejado de tener una coach a mi lado que me acompaña y me ayuda a seguir sanando heridas y a crecer y ser más consciente, tanto a nivel personal como profesional. Sin ese apoyo constante, yo no sería hoy la mujer y la madre que soy; tampoco la profesional y la líder que soy. El coaching ha transformado por completo mi vida, tanto exterior como interior.

¿Con qué preguntas y problemas acuden con mayor frecuencia a ti las mujeres?

Yo acompaño, sobre todo, a mujeres que son líderes, mujeres emprendedoras que muchas veces suelen venir a mí porque quieren seguir teniendo éxito en sus vidas profesionales, pero lo quieren hacer de una forma más relajada, sin tanto estrés. Con el paso del tiempo, esas necesidades van cambiando ya que las mujeres se van dando cuenta de que el éxito exterior no es tan importante como pensaban y que lo que realmente necesitan es aprender a estar mejor con ellas mismas, a buscar menos el reconocimiento afuera, a cuidarse y respetarse mas.

Estás inmersa en la organización de la cumbre La mujer y la vida. ¿Cuáles son los objetivos de esta cumbre?

El objetivo es inspirar a cientos de miles de mujeres para que empiecen a cuestionar su forma de vivir y de actuar y se atrevan a tomar decisiones que les ayuden a vivir de forma mucho más plena, coherente con sus valores y necesidades. Queremos salirnos de las creencias y la cultura patriarcal que nos dice que, para ser buenas mujeres, tenemos que cuidar de los demás pero que no nos ayuda a cuidarnos a nosotras mismas. Queremos que todas las mujeres puedan ponerse a ellas mismas en el centro de sus vidas, ocupar su lugar y, desde ese lugar, poder contribuir a la vida, a sus familias y a su entorno.

 

CUMBRE "LA MUJER Y LA VIDA"

Un encuentro online que te hará retomar el poder de tu vida para que aprendas a cuidarte y amarte por encima de todo. Solo con apuntarte, del 21 al 25 de marzo tendrás acceso gratuito a la sabiduría, inspiración y herramientas que más de 25 mujeres y hombres compartirán contigo. Esta cumbre cuenta con la participación de historiadoras/es, antropólogas/os, economistas, periodistas, terapeutas, psicólogas/os, coaches, mujeres y hombres que han recorrido el camino del autoconocimiento y conexión con su propia vida y que son pura inspiración. Más información, aquí.

Escrito por:

Etiquetas:

Compartir:

2 comentarios

  1. Hermosa nota! Sigo vuestra revista me encanta lo que hacen y esta nota a Sonia Herrero me ha permitido conocerla un poco más ya que me anoté a su cumbre porque una amiga me a compartió y me sentí fascinada con el tema cuidar la vida y aprender o abrirnos a dejarnos cuidar a la misma vez! Guauuu temonn! Hoy ya soy parte de su comunidad Tu Mujer Salvaje! Se las recomiendo!!
    https://instagram.com/tumujersalvaje?utm_medium=copy_link

    Gracias gracias gracias!✨

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionados

VICTORIA GABALDÓN

“Mi experiencia se remonta a los años 80, cuando mis padres adivinaron que las letras y yo teníamos buena química y me apuntaron a un curso de mecanografía. Más tarde, estudié Periodismo y seguí escribiendo. Trabajé en una discográfica y seguí escribiendo. Trabajé en una agencia de marketing y seguí escribiendo. Trabajé en varias revistas y grupos editoriales, en eventos y publicidad, y seguí escribiendo. Bajo pseudónimo, pero seguí escribiendo. Soy madre de dos criaturas, Darío y Julieta. Y sigo escribiendo. En un año y medio online, al frente de MaMagazine, he escrito más de 400 artículos, he hecho más de 200 entrevistas y sigo sumando. En esta aventura no estoy sola: me acompañan poetas, escritoras, fotógrafas, creativas, ilustradoras, psicólogas, docentes y periodistas especializadas en maternidad”.

categorías

Categorías