MÁS ESCRITORAS FEMINISTAS EN EL SIGLO XXI

Bienestar La realidad Para leer

Continuamos con nuestra lista de recomendaciones de autoras feministas. Si hace algunos días te ofrecíamos obras de las primeras escritoras feministas, hoy te traemos recomendaciones de autoras que han publicado algunos de los imprescindibles del feminismo pasado el umbral del año 2000… o cuyas obras se hayan publicado en nuestro país a partir de entonces.

Hay muchas más, pero hoy queremos hablar de cinco mujeres que se han convertido, en poco tiempo, en referentes de la teoría feminista desde distintos puntos y experiencias vitales.

Chimamanda Ngozi Adichie

La escritora nigeriana, formada con una beca en Philadelphia, escribió varias novelas que le valieron grandes premios literarios, entre ellas, La flor púrpura o Americanah. Chimamanda trata temas como el feminismo, el sexismo, la inmigración o la problemática racial y se hizo tremendamente popular al dar una charla TED que, a día de hoy, tiene más de 6,5 millones de visualizaciones.

Caitlin Moran

El descaro de Caitlin Moran al narrar sus experiencias y reflexiones le ha valido el apelativo de «enfant terrible» de las autoras feministas, calificándola —y no de modo insultante— como representante de un «salvaje feminismo sucio». Su obra no pierde de vista el humor y la frescura en la denuncia, grandes dotes de la escritura de una mujer sin pelos en la lengua.

Judith Butler

La filósofa post-estructuralista estadounidense es una de las escritoras cuyas aportaciones en el campo del feminismo, la filosofía política y la ética la han consolidado como una de las teóricas fundacionales de la teoría queer. Butler sobrepasa el género y afirma que el sexo y la sexualidad lejos de ser algo natural son, como el género, algo construido.

Virginie Despentes

Es novelista, rockera, punk, lesbiana, feminista y ex-prostituta. Tocando tantos palos y sabiendo escribir sobre ellos, no es de extrañar que Despentes se haya convertido en uno de los referentes del feminismo. Despentes escribe, dirige y, a través de sus libros y películas se ha convertido en un icono del feminismo, siempre desde los  márgenes y la incomodidad.

bell hooks

Cursaba Inglés en Stanford cuando decidió hacerse llamar bell hooks, el nombre de su bisabuela materna, conocida por su lengua rápida y llena de fuerza. Decidió escribirlo en minúsculas para diferenciarse de ella y no dejar que los inconvenientes del ego hiciesen que su mensaje perdiera fuerza frente a su proyección personal. Escritora especializada en denunciar la opresión en cuanto a raza, clase social y género, se ha convertido en uno de los grandes referentes del feminismo internacional y cuenta desde 2014 con el bell hooks Intitute al que acuden pensadoras y activistas de todo el mundo.

 

NUESTRA SELECCIÓN

X

CÓMO SER MUJER, CAITLIN MORAN

No hubo nunca mejor época que ésta para ser mujer: tenemos el voto y la píldora, y desde 1727 ya no nos envían a la hoguera por brujas. Pero, ¿cómo ser mujer? Ésa es precisamente la gran, eterna pregunta a la que Caitlin Moran se propone responder en una obra que aborda a calzón quitado –a veces literalmente–, con inteligencia, desvergüenza e ironía y también una salvaje franqueza, los principales aspectos de la condición femenina.

Mezcla de libro de memorias y de divertida vociferación, apoyándose siempre en sus experiencias como mujer, feminista e hija de una familia numerosa y proletaria, Caitlin Moran se describe con una sinceridad y una audacia militantes, y habla con absoluta sinceridad de su relación con su cuerpo. Y con la comida, con los hombres, con el trabajo, la sexualidad, la maternidad, el aborto. Pero también escribe sobre la importancia de Lady Gaga, y los errores y horrores de la depilación más íntima, o el botox. Y sobre mucho más.

Así, alternando provocativas observaciones sobre la vida de las mujeres con historias ferozmente divertidas sobre sí misma, desnuda, deconstruye y arroja al fuego la imagen políticamente correcta de la mujer del siglo XXI. Y nos descubre página tras página esos secretos que se cuentan en voz baja las amigas verdaderas, y no esas equívocas colegas que jamás se quitan la máscara de la feminidad perfecta.

Empieza a leer aquí.

TODOS DEBERÍAMOS SER FEMINISTAS, CHIMAMANDA ADICHIE

Ser feminista no es solo cosa de mujeres. Chimamanda Ngozi Adichie lo demuestra en este elocuente y perspicaz texto, en el que nos brinda una definición singular de lo que significa ser feminista en el siglo XXI. Con un estilo claro y directo, y sin dejar de lado el humor, esta carismática autora explora el papel de la mujer actual y apunta ideas para hacer de este mundo un lugar más justo.

«Hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos. Y esta es la forma de empezar: tenemos que criar a nuestras hijas de otra forma. Y también a nuestros hijos.»

EL GÉNERO EN DISPUTA, JUDITH BUTLER

¿Y si habláramos de género? Si habláramos de género hablaríamos de Judith Butler, hablaríamos de su crítica a considerar que las identidades de género son inmutables y que estas encuentran su arraigo en la naturaleza, en el cuerpo o en una heterosexualidad normativa y obligatoria. Hablaríamos de poner en tela de juicio lo socialmente construido. Entenderíamos que hay que seguir luchando.

Empieza a leer aquí.

 

TEORÍA KING KONG, VIRGINIE DESPENTES

«Escribo desde la fealdad, y para las feas, las viejas, las camioneras, las frígidas, las mal folladas, las infollables, todas las excluidas del gran mercado de la buena chica, pero también para los hombres que no tienen ganas de proteger, para los que querrían hacerlo pero no saben cómo, los que no son ambiciosos, ni competitivos, ni la tienen grande. Porque el ideal de la mujer blanca, seductora, que nos ponen delante de los ojos es posible incluso que no exista.»

Teoría King Kong es uno de los grandes libros de referencia del feminismo y de la teoría de género, un incisivo ensayo en el que Despentes comparte su propia experiencia para hablarnos sin tapujos ni concesiones sobre la prostitución, la violación, la represión del deseo, la maternidad y la pornografía, y para contribuir al derrumbe de los cimientos patriarcales de la sociedad actual.

EL FEMINISMO ES PARA TODO EL MUNDO, bell hooks

Los medios conservadores presentan a las feministas como mujeres antihombres, siempre enfadadas. Pero muy al contrario, el feminismo ha logrado mejorar la vida de todas las personas. Gracias al feminismo, todos vivimos de forma más igualitaria: en el trabajo y en casa, en nuestras relaciones sociales y sexuales. Gracias al feminismo, la violencia doméstica ya no es un secreto, se ha normalizado el uso de anticonceptivos y todos somos un poco más libres.

No obstante, el feminismo quería mucho más que la igualdad entre hombres y mujeres. Cuando hablaba de hermandad entre mujeres, quería superar las fronteras de clase y raza, transformar el mundo de raíz. El feminismo es antirracista, anticlasista y antihomófobo o no merece ese nombre. Muchas mujeres blancas hacen uso del feminismo para defender sus intereses pero no mantienen este compromiso con las mujeres negras, precarias y lesbianas; eso no es feminismo.

Tanto daño hace al movimiento una mujer que reproduce el sexismo como aporta un hombre feminista. El feminismo es para las mujeres y para los hombres. Necesitamos nuevos modelos de masculinidad feminista, de familia y de crianza feminista, de belleza y de sexualidad feminista. Necesitamos un feminismo renovado que explique con palabras sencillas que pretendemos superar el sexismo y colocar el apoyo mutuo en el centro. Eso es el feminismo. Y ese es el objetivo de este libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *