fbpx

ESTER PAVÓN Y LA MAGIA DE LOS OBJETOS

Bienestar La realidad Maternidad Maternidad y creación Para ver

¿No te parece magia la capacidad de algunas personas para ver un lienzo en blanco donde la mayoría solo vemos restos, residuos o basura? A mí, desde luego, me lo parece. Debo confesar que, hace años, tras conocer de cerca la obra de la artista plástica Ester Pavón. De hecho, recuerdo ir a su preciosa casa en un pequeño pueblo de Guadalajara, observar lo que hacía con los objetos cotidianos, cómo los dotaba de una nueva vida y pensar que, quizá, yo podría hacer algo así.

Me puse manos a la obra: si una sartén dejaba de ser útil, la guardaba, daba una capa de imprimación e intentaba colocar formas y colores en ella. El resultado: un bluff. Lo intenté varias veces. Y ninguna era aceptable. Y eso es porque yo no soy artista, ni soy Ester, ni nada que se le parezca.

Ester, además, es madre de Bruno (16 años) y Mario (13 años), por lo que está inmersa en esa etapa que tanto miedo nos da a la mayoría de los padres y madres. Ester y Fernando Polaino, su marido (gran productor, músico y persona), eligieron establecerse en ese pequeño pueblito de La Alcarria antes del boom de los neorrurales. Y es que no creo, además, que el término encajase con ellos: sobraba lo de “neo” en su caso: ellos se adaptaron al ritmo del pueblo sin excentricidades, con humildad y pasión. En ese pequeño pueblo ocurre la magia y fluye la creatividad a la vez que las vecinas te dejan huevos en la puerta o verduras recién cogidas de los huertos circundantes. Antes de llegar allí, Ester dejó muestras de su arte en murales en Lisboa y en España. Ha hecho (y hace) preciosas intervenciones en espacios públicos y se dedica, también, a dar talleres de creación artística en ayuntamientos o centros educativos, sin dejar de lado su participación en exposiciones individuales o colectivas.

Ese lugar en el mundo, esa casa de pueblo, es un punto telúrico, seguro. Si no lo era antes, lo será ahora por la energía que desprenden dos de las personas más creativas que he tenido la suerte de encontrar. Ester hizo de su hogar su propio museo. Hemos charlado con ella sobre la vida en el pueblo, la adolescencia y su faceta artística. Estamos seguras de que a ti también te va a enamorar…

HAZ CLICK EN LAS IMÁGENES PARA VER TODA LA ENTREVISTA

X

MI TRABAJO ANTES DE LA MATERNIDAD

Mi trabajo antes de ser madre era más nómada, pintaba murales en casas particulares Y establecimientos públicos. También hacía atrezzo para spots televisivos y cortometrajes; esto me ha llevado por diferentes geografías dentro y fuera de España.

Ha sufrido un gran cambio pues al trasladarnos a vivir a un pueblecito, criando aquí a los niños, he trasladado el trabajo a casa. Sigo pintando, pero cambiando el formato a piezas pequeñas que luego expongo y vendo.

 

Mural infantil en vivienda.

LO MEJOR Y LO PEOR DE LA MATERNIDAD

Lo mejor es que me parece una oportunidad para aprender cada día a nivel de desarrollo personal: mis hijos son mi espejo, me muestran lo mejor y lo peor de mí y eso me ayuda a trabajarme y a crecer como persona, que es lo que más me importa en esta vida.

Lo peor es cuando se me olvida que mis hijos son como son y no como a mí me gustaría que fueran.

 

Instalación “Tirar del hilo”. Arte textil.

Centro Cultural Ciudad de Móstoles (2013).

LA HUELLA DE MIS HIJOS EN MI TRABAJO

Creo que la paciencia: me gusta mucho deleitarme con dibujos minúsculos o con mucho detalle…son como una meditación, necesito de esa paz para compensar los momentos en que no la encuentro en la convivencia con los chicos.

 

Encuentros y desencuentros.
Óleo sobre bidón metálico.
La introducción de elementos manufacturados buscan un juego con la oposición de contrarios.

VENTAJAS DE LA CRIANZA EN UN ENTORNO RURAL

La principal es la facilidad. Como me dijo una amiga, mis hijos son niños antiguos, han podido jugar en la calle, hacerse cabañas en los árboles, corriendo de aquí para allá. Han estado en permanente contacto con la naturaleza. Me parece que han tenido una infancia privilegiada, al igual que han podido ir a un colegio muy familiar, veo todo ventajas.

Ahora, en la adolescencia la cosa cambia: el mayor se queja de que le gustaría vivir en un sitio más grande. Es totalmente comprensible y sabíamos que llegaría este momento. Ahora lo solucionamos llevándole a otros pueblos donde están sus amigos de clase.

 

Paisaje lunar.
Óleo sobre bidón metálico.
Indago en la poética del objeto, descontextualizando para contextualizar.

LA OBJETOLOGÍA

La objetología es el uso que hago de objetos como soporte para mis pinturas. Me gusta dar una nueva vida y visión a objetos que por su uso, han quedado inservibles (y más en estos tiempos donde todo es de usar y tirar), me gusta utilizar soportes inusuales donde la imaginación y el color son protagonistas.

Me gusta mucho la idea de darles una segunda vida.

Ocupa un lugar dentro del arte sostenible, arte reciclado, objeto encontrado.

 

Generando nuevos espacios.
Óleo sobre palangana metálica.
Aquí presento la esencia de lo cotidiano servida en modo flexible.

MIS MATERIALES E INSPIRACIÓN

Para mis obras utilizo objetos metálicos, piezas únicas, totalmente originales. Encuentro estas piezas en el campo, tiradas en el suelo, consideradas basura e inservibles, y las transformo con pintura al óleo.

El objeto me inspira con sus formas, nunca sé lo que voy a pintar, es un trabajo muy espontáneo. Lo improviso en el momento, resulta toda una sorpresa…

 

Secuencias.
Óleo sobre bidón metálico.
Geometrías encontradas en la repetición, la ruptura y el desplazamiento.

2 thoughts on “ESTER PAVÓN Y LA MAGIA DE LOS OBJETOS

  1. Muy buena reseña de la artista. Me dieron ganas de visitar La Alcarria y conocer su obra en persona. Me imagino un entorno propio de una película de Jean Pierre Jeunet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *