javirroyo contra el homo machus

JAVIRROYO CONTRA EL HOMO MACHUS

Bienestar La realidad Padres Para ver Salud emocional

Si preguntas a la wikipedia, te dirá que Javi Royo (Zaragoza, 1972) es un diseñador, ilustrador e historietista español. Pero él no se define como artista, ni como diseñador gráfico, ni como ilustrador. Si me preguntas a mí, te diré que es un dibujante de indigestiones. Te diré que es una de esas personas que consigue, a través de sus ilustraciones y su humor (negro), quitarte unas cuantas dioptrías de la miopía sociocultural con la que venimos de serie. Puedes comprobarlo leyendo su último libro, Homo Machus (Lumen, enero 2020). Si le preguntas a él, además, te contará que es el orgulloso padre de Nico (19 años) y Lola (17).

A Javirroyo habrás llegado, seguramente, a través de las viñetas que publica en su cuenta de instagram @javirroyo. Habrás dado con los dibujos que publica en @upperslife@cuartopoder_es@xlsemanal y @el.estafador. O quizá ya sigas su nuevo proyecto @manualdeautoayuda. En todos estos perfiles encontrarás blancos y negros, algún color, líneas y letras que componen su visión satírica, crítica y mordaz de los problemas que nos amenazan como especie. No deja títere con cabeza, y hace bien este maño residente en Barcelona: se mete con los machismos, con las ineficientes (a veces inexistentes) políticas de inmigración, con las injusticias, con el borreguismo, con las malas praxis políticas… en resumen, con todo lo que hace de la humanidad una especie peor.

A través de su trabajo, Javi nos revela varias facetas de su activismo vital: encomiable es su labor de humanización y ambientación en entornos hospitalarios con la intención de presentar estos espacios de forma más amable y cercana al mundo infantil y juvenil.  Esta labor la desarrolla junto a Idoia García de Cortázar, su pareja, en su estudio Chispum.

Javi es uno de los hombres a los que admiramos por hacer de la lucha por el feminismo una lucha de todas y de todos, por apropiarse del término y por posicionarse al lado de las mujeres en primera línea de batalla. Porque el feminismo es una actitud vital, quizá la actitud vital menos limitadora y más liberadora de todas. Y eso Javi lo sabe.

HAZ CLICK EN LAS IMÁGENES PARA SEGUIR LEYENDO

X

TRABAJAR ANTES Y DESPUÉS DE SER PADRE

He tenido la suerte de trabajar en casa siempre y poder combinar mi trabajo como ilustrador y como diseñador con la crianza. Pero bueno, de los 0 a los 4 años mis horarios eran una locura, ya que tenía que organizar el trabajo y tener espacio para los cuidados y normalmente mis jornadas empezaban a las 7 de la mañana y acababan a las 12 o la 1 de la madrugada.

Creo que es un poco lo que ha ocurrido con los padres y madres durante el confinamiento: además de su trabajo, han tenido que estar al 100% con sus hijos y las jornadas se han eternizado. Esa primera época de la crianza la recuerdo con cariño, pero fue dura. Después, los horarios van volviendo poco a poco a su ser. Pero, en mi caso, ha sido muy bonito poder integrarlos dentro de mi espacio de trabajo. Muchas veces ellos han hecho las tareas del colegio en mi estudio, mientras yo trabajaba. También me he podido ocupar de ellos cuando estaban enfermos. He de decir que tengo la suerte de compartir su crianza con mi actual mujer, Idoia, que es una educadora excelente también y muy alineada conmigo siempre.

La paternidad ha afectado a mi vida profesional, pero para bien. Creo que me ha ayudado a tener una perspectiva que no hubiera tenido de no haber sido padre. Tengo mucha suerte. Además, los dos son unas personas increíbles.

 

Imagen: Archivo personal de Javi Royo

 

UN ENTORNO FELIZ

Mis padres nunca me dieron muchos consejos acerca de la crianza, pero sí me dieron hechos. Y tuve la suerte de nacer con los mejores padres del mundo. Una casa siempre alegre, un entorno fuerte y seguro donde no había lugar para el miedo ni para los complejos. Mi familia es de clase trabajadora y nos enseñaron a ser fuertes y alegres. También responsables, sociables, solidarios, generosos y comunicativos. Y esto es lo que les he transmitido a mis hijos, y lo que practicamos en la vida cotidiana. Me gusta que las cosas se pongan en práctica, que no se queden en los consejos.

 

Imagen: archivo personal de Javi Royo

LA HUELLA DE MIS HIJOS EN MI TRABAJO

Creo que, sobre todo, me han dado una forma de ver las cosas diferente, suya, que corresponde a su generación. Desde pequeños los he disfrutado contándoles muchas historias inventadas, grandes o pequeñas. Cuando las historias eran pequeñas llegaban a ser mentiras que luego les he desvelado con la edad, pero que les estimulaban la imaginación. Teníamos cuentos y personajes propios. Un universo particular que yo creo que les ha ayudado a tener una visión diferente del mundo. Ahora son ellos los que con nuestras conversaciones en las comidas, las cenas o los ratos que estamos, me devuelven historias y eso es lo mejor.

 

Imagen: archivo personal de Javi Royo

LO MEJOR Y LO PEOR DE SER PADRE

Lo mejor de la experiencia paterna es ver crecer unas personas pequeñitas hasta ir haciéndose grandes, equivocarte y crecer con ellos.

Lo peor de ser padre es sufrir cuando sufren. Soy muy empático.

 

Imagen: archivo personal de Javi Royo

EL ESTALLIDO DE CHISPUM

Chispum es el proyecto donde yo me conecto con otra gente. Idoia y yo fundamos Chispum en 2007 como una editorial de ilustración que produce vinilos decorativos. Distribuimos mundialmente los vinilos y además, con el tiempo, empezamos a hacer proyectos de humanización en hospitales.

Sobre todo proyectos de humanización infantil, destinados a mejorar los entornos sanitarios y hacerlos más cercanos a los niños y a las familias. Fuimos pioneros en este ámbito y hoy en día hemos intervenido en casi todos los hospitales de Cataluña. Así nace Chispum Studio, como un estudio de ilustración y diseño, donde desarrollamos proyectos de humanización de espacios, pero también de identidad y señalización. Uno de los proyectos más grandes que hemos desarrollado ha sido el proyecto de identidad, humanización y señalización Hospital Infantil Vall d’Hebron, en el que todavía seguimos trabajando. Y otro muy divertido un edificio de oficinas en Hong Kong junto al estudio de diseño La Granja.

 

Imagen: Hospital Sant Joan de Deu. Unidad de transtornos del aprendizaje.

FEMINISMO

El feminismo es el movimiento que se ocupa de la lucha más grande que jamás haya existido por la igualdad y los derechos humanos en la historia de la humanidad. En pleno siglo XXI es una vergüenza que más de la mitad de la población (el colectivo de las mujeres en nuestro planeta, ¡ahí es nada!) viva en desigualdad con la otra. Es algo que me revuelve por dentro. Y es inadmisible como sociedad que siga existiendo y lo permitamos. El machismo es la mayor pandemia que ha existido nunca.

MASCULINIDADES

Las nuevas masculinidades vienen a cuestionar precisamente el modelo del sistema machista en el que vivimos y llevamos viviendo toda la vida. Es una nueva forma de entender que no todos los hombres nos sentimos cómodos con los modelos de hombre que dicta el sistema cultural en el que hemos crecido. Cosas como que “un hombre no debe mostrar sus sentimientos”, o “no puede vestir diferente”, o usar el adjetivo “mujer” para un hombre de forma despectiva, son solo algunas puntas de un iceberg muy profundo que tenemos que cuestionar día a día. Y, sobre todo, posicionarnos del lado de las mujeres, a su lado, para ser todos luchadores de la misma causa, el feminismo.

JAVIRROYO CONTRA EL HOMO MACHUS

CONQUISTAR DESDE LA PALABRA

Hay que hablar más, comunicarse y decir las cosas como son. No hay que permitir abusos en el lenguaje, en las formas, porque el lenguaje es el que acaba construyendo la realidad que conocemos. Dicho de otro modo, yo puedo generar una realidad solo a partir del lenguaje: cuando soy capaz de nombrar una cosa, esa cosa existe. Si en una reunión donde hay hombres y mujeres, los hombres no tienen en cuenta las opiniones de las mujeres, o se les deja en un papel secundario, como hombres tenemos que decirlo. Creo que ningún hombre se cree machista, ni quiere serlo. Es necesario explicar que sí lo seguimos siendo en muchos ámbitos y comportamientos para modificar actitudes. Hay que visibilizar. Y el que se ofenda, ya tendrá tiempo para desofenderse. Me importa un pepino que se ofendan los hombres.

EL GERMEN DE HOMO MACHUS

Me he criado en una familia donde mi madre era una persona autónoma económicamente y trabajadora, con tres hermanos. Al ser todos chicos, ella nos enseñó desde pequeños que para ser fuertes había que ser iguales y teníamos que saber fregar, recoger la ropa, planchar, cocinar, como seres humanos que somos. A mí lo que me pasó fue al contrario, me extrañó cuando empecé a conocer la realidad machista. Lo que realmente me impresionó mucho es que en el proceso de hacer el libro Homo Machus tuve la oportunidad de hablar con mucha mujeres que me contaban historias o situaciones de abuso machista que yo no imaginaba (como tantos hombres), y que es importante sacar a la luz.

JAVIRROYO CONTRA EL HOMO MACHUS

SUMAR A LOS HOMBRES A LA LUCHA DE LAS MUJERES

Debemos hacer ver y visibilizar las situaciones de desigualdad, abusos e incluso acosos, de las que hablaba antes. Contarlas y que como humanidad no exista solo sonoridad entre mujeres, sino también con los hombres. Pero no tutelar ni hacer de mamás de los hombres. Cada hombre debe aprender y tomar su propio camino y posicionamiento frente al machismo, es un recorrido que debemos hacer solos. Y para ello existen muchos libros, películas y material en internet donde informarnos y crecer como personas.

JAVIRROYO CONTRA EL HOMO MACHUS

DE ANIMALES A HOMBRES

¿Estamos dispuestos a plantarnos ante el espejo y ver qué imagen nos devuelve? ¿Es posible entender de otra forma el amor y las relaciones, y alejarse del impulso atávico de posesión, de las convenciones, de los lugares comunes? ¿Cuál es el papel del hombre ante el feminismo y las nuevas masculinidades? ¿Es posible cambiar las actitudes sexistas y el ecosistema machista?

Estas y otras preguntas plantea Javirroyo, convencido de que reconocer y visibilizar el machismo es la clave para luchar contra él, y de que esta evolución es la mejor vía para entenderse a uno mismo y hallar, tal vez, la felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *