© Banyador de Ratlles

LAIA CASADEVALL: LA CRIANZA CONSCIENTE ES CRIAR COMO NOS DICTA EL CORAZÓN

Escrito por:

Entrevistar a la matrona Laia Casadevall (Vic, 1986) es un auténtico gustazo: una sabe que sus respuestas serán siempre certeras, rigurosas y profundas. Laia se mantiene constantemente a la última en cuanto a información actualizada y contrastada sobre sus pasiones: la gestación, el parto y el postparto respetados. Laia divulga sin concesiones desde una mirada que da herramientas a las madres para que sean ellas las que tomen sus propias decisiones, informadas y libres. En esta ocasión, el motivo del encuentro es la publicación de su tercer libro, Maternidad Consciente (Vergara, 2024). Charlamos sobre los puntos fundamentales y los motivos por los cuales es necesario poner mirada a la crianza en una sociedad adultocéntrica y donde los cuidados carecen de reconocimiento económico y social. Tras Guía para un embarazo consciente y Parir en casa, Laia publica Maternidad consciente, un libro en el que su experiencia como madre de dos criaturas —que para ella son prioridad—, su trabajo como matrona y las horas de estudio constante que le dedica a lo materno, son los cimientos sobre los que se sostiene esta guía práctica, exhaustiva y rigurosa donde encontrar todos los recursos necesarios para criar tranquila y segura de ti misma desde el nacimiento a los dos primeros años. Las claves de la lactancia, el postparto, el seguimiento del peso y el sueño del bebé, la alimentación complementaria, el movimiento libre, la relación con tu pareja, con el trabajo remunerado y con tu propio cuerpo son algunos de los puntos clave que encontrarás en este libro.

¿Qué sientes que te ha hecho entender más profundamente la crianza consciente, tu propia experiencia como madre o la información actualizada y contrastada que continuamente manejas?

Creo que es la mezcla de ambas cosas. Por un lado, todo el conocimiento y el manejo de la información actualizada es importante, ya que la ciencia acaba dando casi siempre la razón a lo que la naturaleza ha previsto. Al final, vivimos en una sociedad que necesita aprobación de la evidencia científica para todo, por lo tanto, tener acceso a este conocimiento teórico es fundamental para divulgar. Y, por otro lado, y creo que es lo más importante, la experiencia propia de la maternidad y de acompañar a las mujeres en este proceso. Viviendo desde dentro lo que nos pasa a las madres es cuando realmente puedes comprender y empatizar. Actualmente, las madres vivimos entre la espada y la pared, entre lo que sentimos dentro y lo que se nos exige desde fuera. Y, precisamente, lo que intento en mi libro y en mi divulgación es que conectemos más con nuestras necesidades, que escuchemos más dentro y menos fuera. Porque la crianza consciente es precisamente esto: criar como nos dicta el corazón.

Una de las etapas en la que más insistes en el libro es el postparto. ¿Crees que es la gran olvidada?

Por supuesto: el posparto es el gran olvidado. Durante el embarazo nos preparamos para el parto, pero pocas veces para lo que viene después. Y el posparto es una montaña rusa hormonal y emocional que nos atraviesa a todas. Pero nos cuesta visibilizar el posparto real, lo vivimos solas. En realidad, sigue siendo el gran tabú. Y esconder lo que nos pasa perpetúa esta situación para las madres que vienen después. Deberíamos explicar sin miedo que en el posparto hay alegría y lágrimas, felicidad y miedo a partes iguales. Que la vulnerabilidad que sentimos es inexplicable, pero que con el tiempo todo se va recolocando. Y esta fragilidad y fuerza a partes iguales que se experimentan en el posparto debería vivirse y verbalizarse, para sentirnos menos solas cuando nos atraviesa a nosotras. No hay nada de malo en sentir toda esta ambivalencia, es lo común. Lo malo es llegar a ella sin que nadie nos haya preparado.

Me da la impresión de que, en muchas ocasiones, la información que ofreces está conscientemente dirigida a una madre que vuelve de ver a un pediatra o enfermera que le ha ofrecido pautas desactualizadas ¿Es así?

En realidad, muchas veces es así. De hecho, mi divulgación empezó por este motivo. Veía que las madres salían de las consultas con más miedo y dudas que cuando entraban. Por desgracia, aún hay muchos profesionales desactualizados que dan pautas a las madres que van en contra de la evidencia y del sentido común. Y estas pautas a menudo remueven algo dentro de estas mujeres que les hacen buscar una segunda opinión. Especialmente cuando lo que les están diciendo va en contra de lo que sienten dentro. En el libro aporto información y sentido común a los problemas y situaciones más frecuentes que nos encontramos las madres durante los primeros dos años de crianza. En ningún caso encontrarás directrices de lo que deberías hacer, sino que animo en todo momento a que cada madre busque lo que a ella le funciona mejor según sus circunstancias personales. Y el mensaje más importante es, que, si algo no te resuena de lo que te dicen, desconfíes. Al final, nuestro instinto no nos engaña.

 

Laia y sus hijos © Banyador de Ratlles

 

Tal y como funciona actualmente la sociedad en torno a la madre, con un escasísimo o inexistente seguimiento médico postparto y una baja de maternidad irrisoria, ¿Cómo puede una madre encontrar el goce en la crianza?

Las madres estamos muy solas. El sistema es extremadamente paternalista durante el embarazo y el parto, pero durante el posparto nos abandona en todos los sentidos. En este periodo o tienes la suerte de tener una buena red de apoyo y recursos o se hace especialmente difícil poder gozar de la crianza y de la maternidad.

El ingreso de los aún bebés en escuelitas entre los 6 y 9 meses continúa siendo la opción mayoritaria, ¿Crees que es por desinformación, pensando que es una buena opción para ellos, o por falta de recursos ante una incorporación laboral temprana y extenuante?

Es una mezcla de las dos cosas. Por un lado, existe una tremenda desinformación de las verdaderas necesidades de los bebés y de las madres y, por el otro lado, el sistema quiere que tengas hijos, pero que vuelvas a la productividad rápido. No les interesa la salud de las madres y de las criaturas, y este es un gran error. Porque si no cuidamos a las madres y sus necesidades, tampoco estamos cuidando a los bebés y sus necesidades. Y no podemos perder de vista que los niños de hoy son los adultos de mañana. Está demostrado que ampliar los permisos maternales se asocia a mejor salud materna y esta va directamente ligada a la salud de los bebes. Por lo tanto, si queremos una sociedad mejor, debemos empezar invirtiendo en el inicio de la vida y sus cuidados esenciales. Y esto no pasa por forzar separaciones precoces, sino para dar la libertad real a cada familia de elegir como quieren organizarse y vivir esta etapa tan importante y crucial.

¿Es inevitable una crisis de pareja ante la llegada de una nueva criatura?

Tener hijos remueve todas nuestras esferas, incluida la relación de pareja. Pasar o no por una crisis dependerá en gran medida de cómo estaba la relación antes de ser padres. Si existía una relación sana, con una buena comunicación entre sus miembros, siempre será más fácil adaptarse y aceptar el nuevo rol de padres y los cambios que implica la maternidad para la pareja.

¿Cómo podemos las mujeres reconciliarnos y aprende a amar un cuerpo postparto ante los cánones estéticos imperantes?

Es cruel que se nos anime a tener hijos, pero que luego no se note en nuestros cuerpos. La maternidad cambia nuestros cuerpos y el paso de nuestras criaturas deja marcas y cicatrices. Y creo firmemente que la revolución empieza por amar todas estas huellas. Nuestros cuerpos hacen milagros y no hay que esconder que hemos cambiado porque el cuerpo evoluciona con los años y las etapas que vivimos. Es absurdo anhelar el cuerpo de antes porque ese cuerpo ya no existe, es diferente. Los cánones de belleza son tóxicos y nos hacen sentir incompletas y en búsqueda constante de una perfección que no existe. Lo importante es amar y cuidar nuestros cuerpos para poder enseñar con el ejemplo a nuestros hijos.

¿Es posible llevar una crianza consciente sin sentirlo como una presión más, un lugar al que llegar para aprobar con nota el examen?

Lo más relevante aquí es entender que no existe un modelo de crianza ideal, ni tampoco existe la madre perfecta, ni se reparten premios en la maternidad. La crianza consciente es precisamente liberarnos de todas las presiones y exigencias externas para conectar con lo que nosotras y nuestras criaturas necesitamos. Escuchar dentro y no fuera. Nadie debería opinar o juzgar crianzas ajenas porque nadie más que tú sabe lo que estás viviendo ni cuáles son tus circunstancias personales. La crianza consciente es mirarnos más hacia dentro y mirar a las demás madres con más sororidad y amor.

 

laia casadevall

En Maternidad consciente, Casadevall hace un repaso exhaustivo de los temas fundamentales que rodean los dos primeros años de crianza, desde su experiencia como matrona y el amor de madre: empezando por el posparto y la lactancia, pasando por el papel de la pareja durante la crianza, el sueño del bebé, la introducción a la alimentación complementaria, el movimiento o el juego y tratando aspectos como la vuelta al trabajo, la opción de coger una excedencia para cuidar o la importancia de hacer tribu en este importante periodo de nuestra vida.

«El objetivo de este libro es relatarte la maternidad desde un lugar sincero y amable, una maternidad real, sin tabúes y sin culpas, para que conozcas lo que puede pasar, lo que puedes sentir, lo que vas a vivir (o no). Pretendo darte herramientas y compartir contigo las experiencias de tantas madres a las que he acompañado a lo largo de mi carrera. Mi intención es dar voz a nuestras vivencias para que, cuando alguna mujer se sienta sola o perdida, pueda recurrir a estas páginas y comprobar que todas hemos pasado por lo mismo, porque las madres solo buscamos esto: sentirnos acompañadas, comprendidas, apoyadas y menos solas en el camino de la maternidad y la crianza».

Escrito por:

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

VICTORIA GABALDÓN

Madre de Julieta y Darío, periodista y escritora. Creadora de MaMagazine, orgullosamente apoyada por una tribu de comadres poetas, escritoras, fotógrafas, creativas, ilustradoras, psicólogas, docentes y periodistas especializadas en maternidad.
Sara es poeta, creadora escénica y madre de Mün. En todas sus facetas, atravesada por el feminismo. Forma parte del grupo de arte sonoro OVERture junto al músico y compositor José Pablo Polo. Ha sido recientemente galardonada con el XXI Premio Nicolás del Hierro de Poesía por el libro "Escalera de incendios" y sus poemas aparecen en diversas publicaciones con frecuencia. Acaba de publicar el poemario "La nimiedad".

Revista en papel