© Angela.Ilustradora

LAS JORNADAS “SER MADRASTRA” LLEGAN A MADRID PARA CAMBIAR EL CUENTO

Escrito por:

El 9 de junio se celebra el Día de las Madrastras para dar voz a estas mujeres y acabar con el estigma que pesa sobre ellas.

Más del 8% de las parejas con hijos menores incluyen una madrastra o un padrastro.

Esta iniciativa nace de la mano de dos madrastras, Aina Buforn y Berta Capdevila, que crearon el proyecto Ser Madrastra en 2018 «para que ninguna otra mujer tuviera que vivir este difícil rol en solitario y sintiéndose constantemente juzgada». Su proyecto aglutina a más de 7000 madrastras que quieren dejar de ser vistas como las malas del cuento y, para acabar con este estigma, han convertido el 9 de junio en el Día de las Madrastras.

Según el INE, en 2022 hubo 79.500 divorcios con hijos implicados, y la socióloga de la Universidad de Valencia Elvira Mondragón estima a la baja que, aproximadamente, el 8% de las parejas con hijos menores, incluyen una madrastra o un padrastro. La estimación es a la baja, cuenta Mondragón, porque «las estadísticas oficiales aún no contabilizan los núcleos con padres o madres no custodios». La conclusión es que aún no existen datos concretos sobre la cantidad de madrastras que hay en España, pero sin duda, cada vez son más. Bajo el lema “cada madrastra es única”, las Primeras Jornadas Ser Madrastra son una llamada a las mujeres que desempeñan este rol a salir al espacio público para encontrarse, derribar tabúes y compartir su experiencia. «Algunas madrastras adoran a sus hijastros, otras prefieren mantener la distancia y en medio hay un gran abanico de grises», dicen Aina y Berta, y añaden que «es necesario cambiar la idea de que, si una madrastra no cuida con devoción a los hijos de su pareja, es que es una mala bruja. En realidad, cada madrastra siente y actúa de una manera diferente, intervienen muchos factores y es necesario abrazar esa diversidad».

La cantidad de madrastras que hay en España y la dificultad de su rol chocan con una ausencia casi absoluta de reconocimiento legal, espacios de apoyo social e información fiable a la que puedan acceder. Así, explican Aina y Berta, las madrastras sufren una estigmatización constante y se encuentran solas ante el reto aceptar y convivir con los hijos de sus parejas, con toda la complejidad que eso implica: «No tenemos modelos positivos de madrastridad, socialmente existe la exigencia imposible de ser como una madre, pero sin ocupar el lugar de la madre, y mientras, nadie habla de lo que vivimos las mujeres en realidad».

Eso es lo que quieren cambiar a través de acciones como las Primeras Jornadas Ser Madrastra, que tendrán lugar los días 7, 8 y 9 de junio en la Librería Mujeres de Madrid y en el Centro Munay de Soto del Real, y que contarán con actividades abiertas a todo el público, así como actividades destinadas a tejer red entre madrastras.

 

Más información sobre las jornadas, aquí.

Escrito por:

Compartir:

4 comentarios

  1. No soy madrastra sino madre pero hace tiempo que las sigo porque mi hijo si tiene una madrastra y buscaba poder comprender mejor su sentir y acercar posiciones.
    Me disgusta tremendamente el enfoque que tienen hacia las madres “bio toxica”, “ex toxica en duelo porque cree que le has robado la familia”, “lo que tienes que saber de la ex; lo que la ex tiene que saber de ti” etc.
    El reconocimiento a las madrastras pasa por descalificar a las madres?
    Y no hay nada que decir de ellos, los padres, y como participan en la gestion de la relacion madrastra-madre?

    1. Hola Marina,

      Me apena mucho lo que dices de nosotras porque ese no es nuestro enfoque para nada. Partiendo de la base de que nosotras mismas somos madres. En ningún momento hemos descalificado a la ex, sino todo lo contrario. Y justamente en esos posts que nombras es el enfoque que damos para que se deje de lado ya la pelea entre mujeres a la que se intenta someter a las madres y a las madrastras.
      Eso no quita que haya experiencias personales diversas y no del todo agradables. Pero en general, nuestra postura no es la de desprestigiar a las ex de ningún modo.
      Sobre el tema padres, no es nuestra labor la de hablar por ellos. Ellos son lo suficientemente autónomos como para hacer su propia divulgación al respecto.
      Igualmente, te agradecemos mucho tu punto de vista y por supuesto nos ayudará a mejorar en el futuro.
      Un abrazo enorme.

  2. Hola Marina!. Te animo a que las escribas y les cuentes tu visión, o tu sentimiento. Creo que has debido ver comentarios muy concretos de temas mas concretos todavía. Ellas hablan y meten caña a quien toca, a padres también. Incluso se les da voz (y se las aplaude) a madres conscientes que quieren y reciben a madrastras con respeto y cariño. Cuando hablan de padres desastrosos que dejan su responsabilidad sobre las madrastras, o las presionan de algún modo, yo no me siento aludida, porque no es mi caso. Pero ellas lo muestran porque no todos los padres son maravilla y no todas las madres son maravilla. Y del mismo modo tampoco lo son todos los padrastros, o todas las madrastras.

  3. La relación entre madres y madrastras me parece uno de los aspectos más complejos de ser familia separada y enlazada… Y, como dice Marina, en medio está el padre, cuyo papel va a ser fundamental. Hay muchas heridas y el diálogo entre madres y madrastras no es fácil. Nosotras mismas, en Ser Madrastra, hemos hecho nuestro propio recorrido, con resentimiento y rabia incluidos. Ahora sabemos que el malestar de madres y madrastras son dos caras de la misma moneda… Para Marina: https://sermadrastra.com/los-malestares-de-madrastras-y-madres-separadas-son-dos-extremos-de-una-misma-trampa/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

VICTORIA GABALDÓN

Madre de Julieta y Darío, periodista y escritora. Creadora de MaMagazine, orgullosamente apoyada por una tribu de comadres poetas, escritoras, fotógrafas, creativas, ilustradoras, psicólogas, docentes y periodistas especializadas en maternidad.

Revista en papel