LUNES SIN CARNE

LOS LUNES SIN CARNE DE RAQUEL BERNÁCER

Escrito por:

Esto de escribir es confesarse un poco. Y yo confieso que, la primera vez que escuché hablar de la iniciativa de los Lunes sin carne fue a Paul McCartney… Este zurdo, vegetariano ilustre y sus hijas Stella y Mary se sumaron recientemente a una campaña internacional que recomienda que la gente renuncie algún día de la semana al consumo de carne para combatir el cambio climático, con el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por un lado, da un poco de lástima culpar a las pobres vacas de los gases que expulsan. Sería mejor poner la lupa en los grandes productores y latifundistas, en la agricultura intensiva. Porque es la forma de producir, realmente, la que daña. Pregunten si no a los pocos ganaderos que se encargan de que la raza Tudanca, la autóctona, no desaparezca de Liébana: sus vacas trabajan para el equilibrio del ecosistema, para el cuidado de prados que sufrirían, sin ellas y su desbroce natural, un grave deterioro.

Por otro lado, es difícil luchar si no tenemos más remedio que poner el valor económico por delante. No por falta de ganas, sino por falta de medios: en Nueva York pude constatar que es más fácil y económico comerte una hamburguesa o un perrito que una ensalada: el precio de los vegetales es desorbitado.

Tenemos la suerte de vivir en un país en el que la dieta mediterránea es asumible, asequible y sana. Seguramente este sea uno de los motivos, el acceso a la dieta mediterránea, de que seamos uno de los países con mayor esperanza de vida, junto a Japón y Suiza.

Raquel Bernácer es dietista-nutricionista especializada en cocina saludable y apasionada de la comunicación: colabora con El Comidista y ha publicado varios libros para ayudarnos a comer rico y sano. El último de ellos se titula Lunes sin carne y es un excelente manual que nos ayuda a entender mejor el por qué de esta iniciativa y cómo podemos mejorar nuestra salud y el mundo en el que vivimos a través de una alimentación más equilibrada y sostenible. A ella hemos preguntado por dónde empezar y, como podrás leer a continuación, no lo tenemos tan difícil para hacer mejor las cosas…

 

¿Cuál es el origen del movimiento Lunes sin carne?

El Lunes sin Carne es un movimiento global con un mensaje muy sencillo: una vez a la semana, deja de comer carne. Tiene su origen en la I Guerra Mundial, cuando Estados Unidos pidió a las familias que, un día a la semana, no comiesen carne para destinarla a los combatientes del frente. 

En 2003 se recuperó con el objetivo de concienciar sobre la prevalencia de enfermedades prevenibles asociadas a un consumo excesivo de carne. En esencia, lo importante es reducir el consumo actual de carne y de otros alimentos de origen animal, ya sea en lunes, martes o varios días a la semana.

¿Qué te llevó a escribir este libro? ¿Quizá tu experiencia en Países Bajos?

Estar cada vez más informada sobre la sostenibilidad alimentaria y saber el impacto que tienen nuestras elecciones alimentarias en el medio ambiente. Eso, unido a que me mudé a vivir a Países Bajos y donde vivo solo tenía el supermercado para comprar carne y pescado de calidad bastante mediocre, decidí reducir el consumo de carne e incrementar el de alimentos de origen vegetal

¿Cuáles son los principales beneficios de adoptar esta medida?

A nivel de salud, sabemos que las dietas ricas en vegetales contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles, como las cardiovasculares, el cáncer o la diabetes, además de mantener un peso saludable.

A nivel medioambiental, la producción de vegetales utiliza menos recursos y tiene menor impacto que la producción de alimentos de origen animal. 

¿Es nuestro país uno de esos países que pulverizan los récords de consumo de carne? ¿Cuál es la cantidad recomendada de carne a la semana?

El consumo de carne supera las recomendaciones en casi todos los países del mundo. Inclusos países que están desarrollándose económicamente, como China, están incrementando el consumo de carne, pues siempre ha asociado a un mayor estatus social. 

En España se consume casi el doble de carne de lo recomendado, con lo que tenemos mucho espacio para mejorar ese aspecto. Las guías alimentarias recomiendan no superar las 3-4 raciones semanales, siendo cada ración de 100 g. 

¿Qué opinas de los productos que sustituyen a la carne creados en laboratorios?

Hay que aclarar que estos productos, aunque sigan procesos industriales, no se crean en laboratorios. Dentro de los alimentos procesados para sustituir la carne hay una gran variedad y debemos saber escoger leyendo bien la etiqueta.

Los productos a base de proteína vegetal texturizada me parecen bien como alternativa a la carne. Cuando vamos ya a productos que intentan imitar la carne e incluyen grasas poco saludables, sal y demás aditivos, debemos desaconsejarlos como parte de la alimentación habitual y dejarlos solo para momentos puntuales, como hacemos con cualquier ultraprocesado. 

¿Qué alimentos suplirían los beneficios del consumo de carne?

Para reducir el consumo de carne podemos incrementar el consumo de legumbres. Los garbanzos, guisantes, alubias blancas o negras aportan proteínas de alto valor biológico, al igual que la proteína animal. 

Otros alimentos vegetales que contienen proteínas de alto valor biológico con la quinua, los pistachos o las semillas de cáñamo. 

¿Qué alimentos no deberían faltar en nuestra dieta?

Las frutas y hortalizas, que deberían ser la base de nuestra alimentación. Es decir, la mitad de nuestra dieta debería basarse en estos alimentos. Las legumbres y los frutos secos son otro grupo de alimentos muy saludables y deberían formar parte de nuestra alimentación de forma frecuente. 

 

Si quieres comenzar a reducir tu consumo de carne, echa un vistazo a estas dos recetas incluidas en Lunes sin carne, el libro de Raquel Bernácer.

LUNES SIN CARNE, RAQUEL BERNÁCER

«Decirle a la gente que deje de comer carne y que empiece a comer garbanzos no es muy realista, aunque sí podemos aportar herramientas y argumentos para que, al menos, reduzca el consumo. Y de esto va este libro, de ayudarte a reducir el consumo de carne, porque practicar el Lunes sin Carne es una excelente manera de contribuir a tu salud y a la del planeta, así como de descubrir que otra forma de alimentarse es posible.» Consumimos un exceso de alimentos de origen animal, lo cual tiene un impacto negativo sobre la salud de las personas y del planeta. Como consecuencia, el vegetarianismo, en varias de sus formas, ha ganado relevancia en la población como solución al problema ético y de sostenibilidad que deriva del elevado consumo de animales. Sin embargo, y pese a que la población está cada vez más concienciada, muchas personas no se sienten preparadas para dar el paso hacia el vegetarianismo.

Escrito por:

Compartir:

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Relacionados

VICTORIA GABALDÓN

“Mi experiencia se remonta a los años 80, cuando mis padres adivinaron que las letras y yo teníamos buena química y me apuntaron a un curso de mecanografía. Más tarde, estudié Periodismo y seguí escribiendo. Trabajé en una discográfica y seguí escribiendo. Trabajé en una agencia de marketing y seguí escribiendo. Trabajé en varias revistas y grupos editoriales, en eventos y publicidad, y seguí escribiendo. Bajo pseudónimo, pero seguí escribiendo. Soy madre de dos criaturas, Darío y Julieta. Y sigo escribiendo. En un año y medio online, al frente de MaMagazine, he escrito más de 400 artículos, he hecho más de 200 entrevistas y sigo sumando. En esta aventura no estoy sola: me acompañan poetas, escritoras, fotógrafas, creativas, ilustradoras, psicólogas, docentes y periodistas especializadas en maternidad”.

Madre de Julieta y Darío, periodista y escritora. Creadora de MaMagazine, orgullosamente apoyada por una tribu de comadres poetas, escritoras, fotógrafas, creativas, ilustradoras, psicólogas, docentes y periodistas especializadas en maternidad.

categorías

Categorías