literatura sobre el aborto

LITERATURA SOBRE EL ABORTO

Bienestar La realidad Maternidad Para leer Salud emocional

Poco se habla de los abortos, una de las experiencias más comunes por la que una mujer embarazada, por decisión propia o no, puede pasar. Mi madre sufrió un aborto en un embarazo bastante avanzado antes de que yo naciera. Así le pasó también a la madre de una de mis mejores amigas: en este caso, parió un feto muerto. Cuando me quedé embarazada por primera vez, dados los antecedentes que me rodeaban, estaba convencida de que cualquier mañana vería sangre correr por mis piernas y que el sueño habría terminado. Me decía a mí misma que cada día que pasaba era un día de vida. Y esa vida, hoy, tiene 9 años. Me pasó esto, pero podría haberme pasado lo contrario, como otras muchas mujeres en mi entorno. Mujeres que no cesaron en su empeño de intentar tener a sus propios hijos, con abortos espontáneos tras abortos espontáneos hasta dar con el tratamiento adecuado y que la magia se produjese.

Es un momento muy duro emocionalmente que suele ir acompañado de sentimientos de pérdida y duelo. Es un tema que con frecuencia se trata como tabú y del que no se suele hablar, lo que puede añadir una sensación de soledad y desamparo e incluso llegar a sentir que se ha hecho algo mal. Sin embargo, sufrir un aborto durante el primer trimestre del embarazo es algo más frecuente de lo que pensamos.

Se estima que entre el 10 y el 25% de los embarazos terminan en aborto espontáneo. Una cifra lo suficientemente abultada como para empezar a hablar de ello, a tratar el duelo y a poner atención a una condición plenamente femenina.

Para algunas mujeres el aborto es una desgracia y para otras mujeres es una oportunidad. Las pocas referencias literarias que encontramos, sobre todo, se remontan a épocas en las que la clandestinidad reinaba. No debemos perder de vista que el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo es un derecho reciente (en algunos países, aún inexistente): en España se puede interrumpir voluntariamente el embarazo sin dar explicaciones desde el año 2010.

No hay demasiadas incursiones literarias sobre aborto, pero las que hay son realmente recomendables. Desde MaMagazine queremos recomendarte estas lecturas que abordan este tema, en todos sus casos, desde la experiencia propia de las autoras.

X

LA BASTARDA, DE VIOLETTE LEDUC

La Bastarda es una biografía vomitada con toda la rabia que cabe en un cuerpo de mujer. Prologada por Simone de Beauvoir, escrita por Violette Leduc, una mujer que es «un desierto que monologa«. En palabras de Simone, «una mujer que se basta a sí misma«.

Violette fue víctima de la búsqueda del amor en todos los sentidos: del amor propio, del amor materno, del amor romántico… Cuentan que, cuando le preguntaban cuánto había de ella en sus libros, ella contestaba «todo».

Estimulada por su admirada Simone, no se dejó nada en el tintero. Escribió sobre el peso de su bastardía, sobre sus amores imposibles, sobre lesbianismo, sobre su aborto: «La sangre no corrió más. No quería tener el hijo». Tardó más de medio año en recuperarse de esta intervención.

 

 

MANUAL PARA MUJERES DE LA LIMPIEZA, DE LUCIA BERLIN

Lucia Berlin, como Violette Leduc, se dejó poco pendiente en el tintero. Así lo demuestra en Manual para mujeres de la limpieza.

Este libro no es amable, de hecho, a veces resulta difícil de digerir. La crudeza hace daño en las entrañas.

Berlin se atreve, como pocas, a hablar del aborto, en el relato «Dentelladas de tigre». Sin paños calientes, en clínicas clandestinas, en Juárez, en familia, contando con el privilegio de poder someterse al procedimiento. Porque abortar era una suerte. Y hacerlo en buenas condiciones, casi un milagro. Un relato duro, conmovedor. Y necesario.

 

DIARIOS, DE ALEJANDRA PIZARNIK

La reedición de los Diarios de Alejandra Pizarnik nos regalan 600 páginas más de retales de vida de la excéntrica poeta argentina. Otro caso de vaciado vital en forma de letras, otro testimonio más de la sordidez de los abortos clandestinos en los años 60.

Pizarnik no escatima en detalles, sobre hechos y sobre sentimientos: «No se trata de abortar o tener un hijo. No me asusta. Aunque esperar un hijo sería quedarse encerrada en un ascensor entre dos pisos, en plena zona de asfixia. Abortar no me da miedo ni culpa. Sí, me da miedo de recibir un castigo no menos asfixiante: prisión a perpetuidad. No podré vivir un solo día con un hijo, con algo creciendo y alimentándose de mí».

LA MEJOR MADRE DEL MUNDO, DE NURIA LABARI

«Soy mujer, soy madre, no puedo tener hijos, escribo. No puedo tener hijos, soy madre, escribo, soy mujer. Soy madre, no puedo tener hijos, escribo, soy mujer«. Así comienza La mejor madre del mundo y, tras esta afirmación, unas cuantas verdades más, cortesía de su madre: «Yo nunca he querido tener hijos. No como ahora, quiero decir. Yo me quedé sin darme cuenta, sin buscarlo ni pensarlo. Claro que también tenía otra edad, imagínate, veinticuatro años. De no haber muerto tu padre no hubieras sido hija única, eso seguro. Ahora es otra cosa. Mi ginecólogo me ha dicho que a tus treinta y cinco ya no eres tan joven, que no te quedas porque lo has dejado mucho. Lo que no entiendo es tu empeño. Los hijos llegan cuando llegan, pero si te pones a pensarlo, no los tienes. Yo, desde luego, si lo llego a pensar, no te hubiera tenido. Entiéndeme».

Este libro es un grito clamando al cielo sobre la desmitificación de la maternidad e incluye, además, una referencia a un aborto: tras dos hijos, la protagonista decide interrumpir su tercer embarazo dejando claro, además, que «no hace falta un padre para abortar, es una decisión exclusivamente de las madres».

EL VIAJE (LA VOLÁTIL), DE AGUSTINA GUERRERO

Un escenario de fondo: Japón. El apoyo de Loly, una amiga. Valentía y reflexión para hablar sin tapujos del aborto, involuntario o no.

El viaje de Agustina Guerrero es un viaje físico y es un viaje emocional. Una manera de liberación, de despojar al aborto de la culpa, el ocultismo y la cantidad de juicios que le rodean:

ROEDORES, DE PAULA BONET

Este libro rompe una lanza a favor de las mujeres para unirse al debate feminista. Con Roedores, Paula Bonet pretende alumbrar uno de tantos abismos que, durante décadas, las mujeres han ido sorteando entre tinieblas, para dar voz al silencio, para romper tabúes, exponerlos, señalarlos y, en definitiva, normalizar un tema como el de la gestación y el aborto espontáneo, una realidad tan cotidiana como traumática. Roedores. Cuerpo de embarazada sin embrión es todo eso, y también su libro más personal. Tras haber sufrido dos abortos espontáneos, la autora acude a su propia experiencia para brindarnos su diario más íntimo, donde contrapone el origen de la vida y el de la muerte, explora la corporeidad de la ausencia, comparte miedos y esperanzas, e intenta digerir el dolor de la pérdida.

4 thoughts on “LITERATURA SOBRE EL ABORTO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *